DE DÒNDE VIENE

".... se podía vivir, se podía dormir, con la puerta siempre abierta" (Letra:Ignacio Copani)

viernes, 13 de julio de 2012

PEDALEAR PARA AGRADECER: PROMESA CUMPLIDA DEL ARQUERO DE ARSENAL

Dias despues de haberse consagrado campeón con Arsenal de Sarandi, el arquero nicoleño Cristian Campestrini cumplió con su promesa de acercarse hasta la Basilica de su ciudad natal, San Nicolas, pero no caminando, sino en bicicleta.
El guardameta recorrió en 16 horas de tiempo estimado los casi 250 kilómetros de distancia que unen el conurbano con esta ciudad del norte de la Provincia.
Cuando volvió de sus vacaciones, el campestrini fue a comprar su bicicleta, pero no adquirió una cualquiera, sino una mountain biké, algo inusual para tantos kilómetros recorridos sobre la ruta Panamericana y posteriormente sobre la Nacional 9.
Sin ningúna vestimenta en especial, ni asiento sofisticado ni calzas de ciclista ni casco, y ninguna preparación sobre el pedaleo, el arquero salio de viaje a las 5 de la manana desde la Panamericana y con solo 3 grados de temperatura, junto a su reproductor MP4.
“ser campeón no es algo de todos los dias y cuando uno hace una promesa hay que cumplirla”, destaco campestrini al programa Estudio Fútbol, el cual lo acompaño en el trayecto.
Durante las 16 horas que le demando el viaje en bicicleta, campestrini paro para comer, tomar agua y saludar a su mujer agatha y algunos familiares que lo esperaban para alentarlo a la altura de Campana.
El arquero siguió pedaleando sin cesar, cansado, pero con la motivación del sacrificio del culto a la virgen del Rosario.
A punto de llegar a Baraderó, sus papas Benito y Marta se sumaron emocionados con sus bicicletas y lo acompañaron a puro pedaleo hasta San Nicolas, con una bandera enorme de Arsenal, donde arribo a las 21.
En la basílica, campestrini fue recibido por el resto de sus familiares, su esposa, sus hijos y varios vecinos que lo alentaron al ultimo esfuerzo: llegar hasta la imagen de la virge. Cuando lo logro, se arrodillo ante la estatua de la patrona de San Nicolas y le agradeció por el titulo conseguido, con lágrimas en los ojos.
“como no voy a pedalear 100 kilómetros con mi hijo? Si todos acá sabemos mejor que nadie lo que le costo llegar a este momento, fuimos testigos de sus sacrificios, de sus buenos y malos ratos dentro del fútbol, y obviamente, queríamos acompañarlo como siempre”, dijo su padre Benito. Su madre, Marta, a su vez contaba “le prometimos a Cristian que íbamos a llegar los tres juntos en bicicleta hasta la iglesia y cumplimos”.
No es la primera vez que campestrini hace este tipo de agradecimientos. En hace varios años, cuando jugaba en almirante Brown y ascendió de la Primera B al Nacional B cumplió la promesa de ir caminando hasta la Basílica de Lujan, y lo hizo en zapatillas livianas. Tras esa hazaña, durante diez Dias debió desinflamar sus pies con baños de agua y sal. Pero al igual que ahora nadie le borró la sonrisa de su cara y ni mucho menos sus lágrimas de felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada